Quiérete a ti mismo

Al querer bajar de peso o querer mejorar tu figura, no te compares con las versiones pasadas de tu persona, ni con nadie más. Si publicas fotos tuyas cuando eras más joven, delgado o atlético; esto puede desmotivarte mucho.

Incluso si bajas de peso, no lograrás ser la versión antigua de tu persona, pues el cuerpo cambia con el tiempo, edad, etapa de vida. Será injusto que te compares a los 40 años con tu versión adolescente. Por lo general, los adolescentes tienen un metabolismo más rápido, no han tenido hijos ni muchas enfermedades, y suelen tener más “tiempo libre” para ejercitarse. En lugar de ello, emplea imágenes que reflejen mejor lo que debería motivarte e inspirarte en la actualidad, como las siguientes:

 

  • Fotos recientes en las que creas que luces bien. No tendrás que lucir muy delgado, pero deberás estar feliz, relajado o divertido; o en un recital del cual estés orgulloso; o lo que sea que te haga feliz al verlo. Si te sientes bien mirándote, esto te animará a cuidarte.
  • Fotos de lugares favoritos en los cuales estar activo. Puede ser la montaña en la que quisieras correr, tu playa favorita o una foto tuya cruzando la meta en una carrera.
  • Fotos de tus amigos, familiares y otros seres queridos. Cuida de ti para poder cuidar a estas personas y estar con ellas.
  • Citas inspiradoras. Podría ser tu verso favorito de algún personaje importante, una cita de una película o lo que alguien haya escrito en tu anuario; la inspiración podrá ayudarte a seguir adelante.

 

Recuerda que tú eres tu único juez. A veces podemos ser muy duros, no intentes agradar a nadie más y recuerda que lo más importante es tu salud y tu paz. Siéntete bien, disfruta y encuentra tu balance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *